¡Detecta a tiempo las estrías y elimínalas!

 

La buena noticia es que puedes revertirlas si te das cuenta a tiempo, la mala es que si dejas pasar el momento son irreversibles.

 

Toda mujer le teme a la aparición de estrías. El tipo de piel interfiere en la aparición de las mismas, algunas mujeres son más propensas y algunas áreas del cuerpo también. Las estrías son producto de la ruptura del tejido y tienen apariencia de cicatrices.

 

Son varias las causas de su aparición y estas pueden variar, pero en esencia se encuentran la deficiencia de colágeno, vitaminas E, C, y B5 y minerales como el zinc, cobre y silicio, y circunstancias en las que la piel se estira como; el embarazo, subir y bajar de peso y se va a requerir de más cuidado.

Siendo sinceros, son más las mujeres que las tienen que las que no, por lo que no debes ponerte triste cuando aparezcan, mucho menos sabiendo que puedes evitarlas.

 

Las estrías aparecen por etapas, van formándose en la piel y hay un punto ideal para atacarlas evitando que crezcan. En su etapa inicial, tienden a ser rojas y lizas, es entonces cuando debes actuar. Si las estrías lucen blancas y con cierto volumen, lamentamos decirte que ya es muy tarde.

Una de las mejores maneras de actuar cuando todavía están en su etapa inicial es aferrarte a la hidratación. Opta por utilizar cremas espesas de absorción tardía ya que son las mejores. Los aceites y bálsamos corporales también deben estar en tu lista en especial los de: almendra, rosa mosqueta o los favoritos de Miranda Kerr, los que tengan al noni como ingrediente principal. Los puedes aplicar por separado o mezclarlos, lo ideal es que los apliques diariamente y la mayor cantidad de veces posible.

Entonces no te asustes, debes estar muy atenta y actuar con rapidez.

Cómo encontrar el tono perfecto de tu base

Sucede todo el tiempo … Estás recorriendo la sección de maquillaje, ves un producto que te llama la atención, el tono de la base se ve genial, y felizmente haces la compra. Pero unos días más tarde, lo intentas en la vida real y te das cuenta de que lo has hecho de nuevo: has añadido otra base a tu creciente colección. Sí, estamos muy familiarizados con el cementerio de las bases, es una epidemia creciente, pero se puede detener.

Aprende los consejos que te damos y nunca vuelvas a casa con la base errónea.

 

Ph: Byrdie

Primero es lo primero: Al querer comprar una base, identifica la razón por la que la estas utilizando, ¿qué quieres que haga la base? No siempre quieres igualar tu tono de piel. Por ejemplo, si posees partes de piel con pigmentación rojiza, y quieres bajar esa intensidad, no debes comprar una base del mismo color que tu cara porque se va a ver muy blanca ya que estas acostumbrado a ver todo ese rosa en tu piel, lo más aconsejable sería ir por tonalidades medias.O tal vez eres alguien naturalmente pálido. En esa situación te gustaría dar color a tu piel, así que tal vez necesitas optar por un tono de color más alto,  en lugar de un color neutral uno cálido.

Ph: Byrdie

El consejo más grande es probar algunas opciones, y probarlos en los lugares en donde vayas a usar la base. Pero lo más importante, prueba tú mismo, incluso si la persona en el mostrador te dice una cosa, no te intimides. Así que realiza unas cuantas rayas en la mejilla; te puede sorprender el color que realmente te guste.

 

Ph: Byrdie

Una vez que hayas realizado las pruebas en tu rostro, úsalas un poco, camina alrededor y comprueba no sólo en la luz natural sino con otros tipos de luz. Recuerda que para algunas personas, una vez que pongas un color en ellas, ese color cambia debido a la acidez de la piel. Nuestra piel es diferente a la del resto; por eso es necesario darle tiempo y ver los resultados en diferentes luces.

 

Ph: Byrdie

Luego identifique su favorita. Aplique cualquiera de los tonos que más le guste en uno de los lados de su rostro, y mantenga las pruebas en el otro. Una vez más, camine alrededor, encuentre luz diversa, y deje pasar el tiempo para asegurarse del tono real de la base.

 

Ph: Byrdie

Finalmente, compra uno o más. Muchas veces los tonos de las bases varían en muy poco, es por eso que te recomendamos comprar dos tonos con los que te sientas a gusto, el color de la piel cambia durante el año y puedes mezclar tus bases para obtener el color más perfecto.