Deconstruction Fashion

A finales de los 60’s, el filósofo francés Jacques Derrida desarrolla un análisis semiótico denominado  “deconstrucción”, lo llamó así debido a el proceso de descomponer  formas ya establecidas. El término suele aplicarse a la literatura, sin embargo su concepto abarca y describe la ruptura de convenciones y los límites “normales” de una manera más global.  Lo que Derrida buscaba era desafiar y desestabilizar a lo que conocemos como verdad universal.

Jaques Derrida. (El País)

En 1998 Alison Gil presenta la obra “Deconstruction Fashion: The Making of Unfinished, Decomposing and Re-Assembled Clothes” basándose en la teoría de Derrida, en romper esquemas y normas establecidas, y lo analiza dentro de un nuevo contexto; la moda. En Francia este estilo era llamado “le destroy”, se lo utilizaba para referirse al tipo de prendas que lucían incompletas, disparejas, transparentes, grunge. En aquella época fueron varios los diseñadores que experimentaron con el estilo, Gil define a esta tendencia como el desmantelamiento de prendas que desafían los patrones de la moda.

Algunos críticos han denominado a esta tendencia una rebelión en contra del patrimonio de la moda y una crítica a su sistema, ya que su estética es lo opuesto a lo bien construido. Las prendas deconstruidas revelan formas de construcción que se encuentran debajo. Crear conscientemente la deconstrucción es un desafío al cual se presentan los diseñadores, sin embargo se está creando algo nuevo; una nueva moda, ya que interviene el proceso de creación analítico y el diseñador tiene control sobre la estructura de sus diseños.

 

Eudon Choi Fall 2017. (Vogue)

Gill concluye que la moda deconstruida no es una representación filosófica, sin embargo llevarla a otro contexto nos da una nueva forma de interpretar la moda. Rei Kawakubo, Karl Lagerfeld, Martin Margiela, sin algunos de los diseñadores que crean basados en este estilo.

Este año la pasarela se vio llena de esta tendencia manteniendo su esencia, destacaron prendas que lucían incompletas mostrando partes de piel, blusas sin hombros, prendas con exceso de material en ciertos lados.

Monse Fall 2017. (Vogue)

 

Monse Fall 2017. (Vogue)