Desfile Contrastes mostró el talento Ecuatoriano

 El desfile “Contrastes” mostró el trabajo de diseñadores Ecuatorianos y apoyaron al Centro Terapéutico “Aprendiendo a Vivir”

 

El Desfile Contrastes organizado cada año por la fundación Reina de Quito mostró el talento de varios diseñadores Ecuatorianos. Sarah Garcés, Reina de Quito saliente fue la anfitriona de la vigésima edición, el evento se ha venido realizando en el Quito Tenis & Golf Club, por lo que se ha convertido en un espacio en donde se conoce el trabajo de varios Diseñadores Ecuatorianos. Este año Kryolan Ecuador estuvo presente como maquillaje oficial del evento en donde nuestro equipo de maquilladores liderado por Eliberto Rodriguez maquilló a modelos, diseñadores y personas de farándula.

Diseño: Paola Molina

La marca Mestizza Ecuador mostró en la pasarela diseños naif, el naif se caracteriza por la ingenuidad y espontaneidad, prácticos para la mujer actual. Paola Molina es la diseñadora detrás de esta marca, quien se inspiró en la famosa canción La vie en rose.

Diseño: María Gracia Robles

La diseñadora María Gracia Robles también colaboró con el artista plástico Bryan Dávila para la creación de su última colección. La creativa trasladó a las telas las obras, que se caracterizan por la exploración de las expresiones ancestrales. Como resultado: pinturas abstractas que se comunican a través del color.

 

La diseñadora Milú Espinoza ha sido participe de este desfile desde la primera edición, celebró su trayectoria con una presentación especial en donde convocó a las modelos y ex reinas que mostraron sus diseños hace 20 años, para que modelaran junto a sus hijas. La artista plasmó en las telas motivos de paisajes ecuatorianos de una pintora de su familia.

 

Modelo: Plus Size Trends

La pasarela fue protagonizada por modelos de la marca, que demostraron con una caminata firme que la sensualidad y la comodidad no dependen de la talla. La vigésima edición de Contrastes contó con 12 pasarelas, en las que mostraron sus diseños marcas como Me Accessories, Tirulá, Shuar, Natasha Fonte y Gustavo Moscoso, entre otras.

 

 

Deconstruction Fashion

A finales de los 60’s, el filósofo francés Jacques Derrida desarrolla un análisis semiótico denominado  “deconstrucción”, lo llamó así debido a el proceso de descomponer  formas ya establecidas. El término suele aplicarse a la literatura, sin embargo su concepto abarca y describe la ruptura de convenciones y los límites “normales” de una manera más global.  Lo que Derrida buscaba era desafiar y desestabilizar a lo que conocemos como verdad universal.

Jaques Derrida. (El País)

En 1998 Alison Gil presenta la obra “Deconstruction Fashion: The Making of Unfinished, Decomposing and Re-Assembled Clothes” basándose en la teoría de Derrida, en romper esquemas y normas establecidas, y lo analiza dentro de un nuevo contexto; la moda. En Francia este estilo era llamado “le destroy”, se lo utilizaba para referirse al tipo de prendas que lucían incompletas, disparejas, transparentes, grunge. En aquella época fueron varios los diseñadores que experimentaron con el estilo, Gil define a esta tendencia como el desmantelamiento de prendas que desafían los patrones de la moda.

Algunos críticos han denominado a esta tendencia una rebelión en contra del patrimonio de la moda y una crítica a su sistema, ya que su estética es lo opuesto a lo bien construido. Las prendas deconstruidas revelan formas de construcción que se encuentran debajo. Crear conscientemente la deconstrucción es un desafío al cual se presentan los diseñadores, sin embargo se está creando algo nuevo; una nueva moda, ya que interviene el proceso de creación analítico y el diseñador tiene control sobre la estructura de sus diseños.

 

Eudon Choi Fall 2017. (Vogue)

Gill concluye que la moda deconstruida no es una representación filosófica, sin embargo llevarla a otro contexto nos da una nueva forma de interpretar la moda. Rei Kawakubo, Karl Lagerfeld, Martin Margiela, sin algunos de los diseñadores que crean basados en este estilo.

Este año la pasarela se vio llena de esta tendencia manteniendo su esencia, destacaron prendas que lucían incompletas mostrando partes de piel, blusas sin hombros, prendas con exceso de material en ciertos lados.

Monse Fall 2017. (Vogue)

 

Monse Fall 2017. (Vogue)